Penal

 

En la jurisdicción penal nos podemos encontrar todo tipo delitos. En esta materia nuestro encargo consistirá en las asistencias a comisaría o al juzgado en todo tipo de actuación policial o judicial y la defensa jurídica en todas las fases del procedimiento.

Los casos más usuales son:

Contra el patrimonio donde nos encontramos delitos de robo, hurto, estafa, apropiación indebida, la usurpación de identidad, insolvencias punibles, entre otros.

Contra la seguridad pública en los que se encuentran los delitos de tráfico de drogas.

Contra la seguridad vial en los casos de conducción bajo los efectos del alcohol o conducción temeraria.

Contra las relaciones familiares que se centran en delitos de abandono familiar y sustracción de menores.

Contra el honor, nos vamos a encontrar con los delitos de injurias y calumnias.

Contra la libertad se encuentran los delitos de amenazas, coacciones, agresiones o abusos sexuales, acoso.

Contra la integridad física están los delitos de lesiones, homicidio o asesinato.

Contra otros derechos como pueden ser los delitos contra la propiedad intelectual e industrial, delitos societarios, blanqueo de capitales, delitos contra Hacienda y la Seguridad Social, delitos de odio, delito contra los derechos de los trabajadores, delitos de urbanismo, maltrato animal, delitos contra el medioambiente, delito de omisión del deber de socorro, entre otros.

Y hacemos especial mención a los tipos agravados cuando se encuadran en violencia de género.