Civil

 

La jurisdicción civil es muy amplia en su contenido. LLevamos asuntos concernientes a la protección de la propiedad y posesión, juicios sobre otros derechos reales como las servidumbres, reclamaciones de todo tipo de deudas, responsabilidad civil en accidentes de tráfico, problemas con los seguros, reclamación de impagos de cuotas de la comunidad de propietarios, responsabilidades contractuales y extracontractuales, interponemos ejecuciones de títulos judiciales y no judiciales y nos ocupamos de la defensa de los consumidores (reclamación de cláusula suelo, gastos de formalización de hipotecas, entre otros).

Dentro de esta jurisdicción nos encontramos con los asuntos de familia: separaciones, divorcios, liquidaciones de regímenes económico-matrimoniales, parejas de hecho, modificación de medidas, convenios reguladores, ejecuciones, filiaciones, herencias.